Seguimos apostando por la seguridad de nuestros trabajadores / clientes y por ello hemos incorporado en nuestras instalaciones desfibriladores.

Según los últimos estudios realizados disponer de una desfibrilador reduce de manera sustancial la lesiones tras un paro cardíaco. El riesgo de muerte aumenta por cada minuto que una persona no recibe asistencia, de ahí la importancia de contar con un desfibrilador en empresas y espacios públicos.

Hoy en día, los nuevos desfibriladores no precisan disponer de conocimientos médicos para su manejo, haciendo más fácil su uso en caso de urgencia médica. Incluso algunos modelos avisan directamente al 112 de la ubicación donde se está realizando la reanimación, reduciendo el tiempo de respuesta médica. No obstante la empresa ha decidido formar en su manejo y en primeros auxilios a toda su plantilla.

En un sector como el del transporte por carretera y logística, donde en algunos puestos se está sometido a un importante nivel de estrés físico y mental, es de suma importancia contar con sistemas que respondan con rapidez en caso de paro cardíaco. La rapidez en la intervención puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte.

ARMESA Logistica, apuesta decididamente por tratar de mantenerla cuando se dan estos casos.